NO DEJES DE VISITAR
GIF animations generator gifup.com www.misionerosencamino.blogspot.com
El Blog donde encontrarás abundante material de formación, dinámicas, catequesis, charlas, videos, música y variados recursos litúrgicos y pastorales para la actividad de los grupos misioneros.
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

miércoles, 23 de mayo de 2012

Ark-itechture


Las arcas modernas no deben tener escotillas cerradas por miedo, sino que puertas y ventanas abiertas, en un espíritu de generosa hospitalidad que reconoce a Cristo en las necesidades y dones del extranjero.
Kyle T. Kramer


Nueva York / Religión – ¿Soy yo, o de verdad la vida se ha tornado más caótica últimamente? La teoría moderna del caos postula la imprevisibilidad de los sistemas complejos y la historia reciente pareciera apoyar esta teoría con creces: inestabilidad financiera global, cambio climático y hasta la primavera árabe se está desarrollando de maneras que nadie puede pronosticar. ¿Cómo podemos vivir y surgir en medio de este caos, cuando las seguridades cristianas tradicionales acerca de que la mano firme de Dios está sobre el timón de la historia nos parecen pintorescas y trilladas?

El salmista puede haber elevado sus ojos hacia las colinas pidiendo ayuda, pero yo he encontrado orientación mirando hacia abajo, al suelo de la Iglesia Archabbey de Nuestra Señora de Einsiedeln, el enclave de oración monástica del monasterio benedictino donde trabajo. Construida a finales del siglo XIX, la enorme iglesia románica fue completamente renovada un siglo después. El nuevo suelo tiene un diseño intrincado y cautivante: series de seis triángulos Sierpinski multicolores que se reparten por la nave de la iglesia, entrelazada con una serpenteante franja de baldosas de mármol blanco. El piso recuerda las baldosas Cosmati de la Italia medieval, pero también tiene profundas conexiones con la teoría moderna del caos.

La geometría regular, ordenada (de hecho, fractal) de los triángulos contrasta fuertemente con el hermoso fondo —caótico y desprovisto de diseño— de terrazo color rosa y trozos de mármol color crema. Veo el suelo como un importante símbolo de la vida benedictina. La orden Benedictina surgió entre medio de la agitación política durante la caída del Imperio Romano, cuando nadie daba un peso por el futuro de Europa occidental. Durante siglos, las comunidades benedictinas cultivaron y desarrollaron una forma de vida organizada y estable en medio del caos circundante: con paciencia ayudó a reconstruir la destruida agricultura y la economía europeas, preservando su herencia cultural y sirviendo como islas de relativa calma y sanidad para los monjes, los aldeanos de los alrededores y todos aquellos a quienes abrieron sus puertas con hospitalidad. En cierto sentido, los benedictinos construyeron arcas en las cuales escaparon durante la tormenta que fue la Alta Edad Media.

Dada la velocidad la enorme dimensión y la naturaleza caótica de los cambios en el mundo moderno, me pregunto si construir arcas no estará también en la orden del día en nuestros días. Igual que el arca de Noé y las de los primeros benedictinos, las arcas modernas pueden ayudar a preservar las cosas que son vitales y hermosas, pero que están siendo amenazadas.

Mi familia y yo vemos la hacienda como un arca, donde cultivamos el pasado de moda arte de la autosuficiencia, y tratamos de conservar verde un pequeño trozo del mundo natural. Quizás las familias y las comunidades de las parroquias pueden ser arcas que preservan las relaciones y las virtudes esenciales entre medio de una cultura que no llega a comprenderlas o apoyarlas. Tal vez la pequeña ferretería y la verdulería son arcas que luchan contra el poder de grandes cadenas, o la atribulada empresa sin fines de lucro que lucha obstinadamente contra el crimen sucio y desenfrenado de la ciudad.

Tal como las arcas modernas tendrán formas diferentes a la del barco cubierto de brea de Noé, la construcción fiel de arcas también debe seguir una regla muy diferente: el arca solitaria de Noé fue sellada hacia el mundo exterior. Pero incluso cuando nosotros establecemos las fronteras necesarias alrededor de las cosas que amamos, no debemos aislarnos de los demás, de sus necesidades, de sus sufrimientos o simplemente de sus diferentes creencias.

Las arcas modernas no deben tener escotillas cerradas por miedo, sino que puertas y ventanas abiertas, en un espíritu de generosa hospitalidad que reconoce a Cristo en las necesidades y dones del extranjero. De la misma manera, ningún arca puede sobrevivir en la soledad; debemos encontrar maneras de unir las arcas a través de las relaciones de vecindad o las redes de comunicación global, o ambas.

Al navegar como lo hacen las arcas en el mar agitado del caos y la incertidumbre total que es la era post-moderna, sus escotillas abiertas dejarán entrar algo de agua y sus tripulaciones sentirán el romper de las olas. Nadie termina un viaje sin mojarse y sin arriesgarse a ser arrastrado por las olas.

Pero con naves firmes, sostenidas por la oración, quizás lleguemos a ver el caos no sólo como una amenaza aterradora. Desde las cubiertas de nuestras arcas quizás podamos llegar a ver —como también especula la teoría del caos—, un tipo de orden más grande, más extraño, más dinámico y hasta más hermoso, como también creatividad dentro de lo que pareciera ser desorden y desorganización. ¿Pudiese ser que de alguna misteriosa manera, el Creador tanto del orden como del caos todavía guíe las arcas, pero por rumbos mucho menos derechos y seguros que lo que nosotros creíamos?

___________
Kyle T. Kramer es el autor de A Time to Plant: Life Lessons in Work, Prayer, and Dirt (Sorin Books, 2010). Publicado en revista America, www.americamagazine.org