NO DEJES DE VISITAR
GIF animations generator gifup.com www.misionerosencamino.blogspot.com
El Blog donde encontrarás abundante material de formación, dinámicas, catequesis, charlas, videos, música y variados recursos litúrgicos y pastorales para la actividad de los grupos misioneros.
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

sábado, 19 de mayo de 2012

VII Domingo de Pascua (Mc 16, 15-20) - Ciclo B: Para que veáis el mundo



Cuenta una historia oriental cómo cada día el Maestro llevaba a sus discípulos al río y él mismo tomaba un baso de agua para dar de beber a cada uno.
Pero llegó el momento en el que el Maestro estaba para morir. Y así se lo anunció a sus discípulos.
Estos, entristecidos, le dicen:
- Maestro y ahora no tendremos quien nos regale el agua cada día.
A lo que el Maestro respondió:
- Pero ahora podréis ver el río del que bebíais.
Mientras estaba el Maestro los alumnos sólo veían la mano del maestro y el vaso lleno de agua, pero no se fijaban en el río. Ahora serán ellos los que tendrán que ver el río y sacar el agua.

¿No es este el caso de la Ascensión de Jesús?
Hasta ahora veían a Jesús.
Hasta ahora veían lo que hacía Jesús.
Pero ahora que Jesús se va serán ellos:
Los que tendrán que ver a los enfermos que él curaba.
Los que tendrán que fijarse en el paralítico que curar.
Los hombres y mujeres a quienes anunciar el Evangelio.

“Jesús subió al cielo y se sentó a la derecha del Padre”.
Su misión ha llegado a su fin.
Su obra ha terminado.
El regresa de nuevo al seno del Padre.

La Ascensión es el complemento de toda su vida:
El complemento de toda su predicación.
El complemento de todo lo que ha hecho.
El complemento de su muerte.
El complemento de su resurrección.

Es el triunfo final de quien comenzó “rebajándose a la condición de hombre, haciéndose uno de tantos”. Es el triunfo final de quien entregó su vida como revelación y manifestación del amor del Padre. Es el triunfo final sobre lo que los hombres creían el fin de una aventura. Es la razón última del Padre dando razón a Jesús y no a quienes ni le escucharon ni le hicieron caso y trataron de eliminar su memoria++“Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación”.
Ahora son ellos los llamados a abrir los ojos y ver no solo a Jesús sino también a quienes seguían a Jesús buscando una esperanza en sus vidas.
Hasta ahora bebían el agua del Evangelio que Jesús les daba.
Ahora son ellos los que tienen que mirar y ver el río.
Ahora son ellos los que tienen que ver el corazón humano que busca algo más allá de las cosas.
Ahora son ellos los que tienen que ver algo más que el baso de agua y la mano que se lo entregaba, y tendrán que ver el río de la humanidad entera a la que Dios quiere anunciar la Buena Noticia.
Ahora son ellos los que tienen que ver los caminos por los que llevar el Evangelio.
Ahora son ellos los que tienen que ver cómo llegar al corazón de los hombres.
Ahora son ellos los que tienen invitar a los hombres a creer en el Evangelio.
Ahora son ellos los que tienen que hacer creíble el Evangelio.

El Maestro se va, pero quedan ellos.
Y queda el río donde seguir bebiendo el agua de la buena noticia.
El Maestro se va, pero ahí queda la “misión que él mismo recibió del Padre”.
“Ellos se fueron a pregonar el Evangelio por todas partes, y el Señor cooperaba confirmando la palabra con las señales que los acompañaban”.

Mientras Jesús estaba con ellos, era él el que veía al hombre por ellos.
Ahora serán ellos los que tienen que abrir sus ojos a todos los hombres.
Ahora serán ellos los que tienen que comprometer sus vidas anunciando el Evangelio.
Mientras él estaba, él abría los caminos.
Ahora serán ellos quienes tienen que descubrir los caminos que los lleven a los hombres.

Era necesario que el Maestro se fuese, para que los discípulos viesen el río.
Era necesario que Jesús se fuese, para que ellos viesen a aquellos que Jesús veía.
Por eso la Ascensión es el final de Jesús.
Pero es el comienzo de los discípulos.

(Si este mensaje te dice algo, compártelo con tus amistades)