NO DEJES DE VISITAR
GIF animations generator gifup.com www.misionerosencamino.blogspot.com
El Blog donde encontrarás abundante material de formación, dinámicas, catequesis, charlas, videos, música y variados recursos litúrgicos y pastorales para la actividad de los grupos misioneros.
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

viernes, 15 de junio de 2012

XI Dgo del T.O. (Mc 4,26-34) - Ciclo B: El viajante



1.- Esta sencilla parábola de hoy diría yo que podía haber sido inventada por el Departamento Comercial de una distribuidora de semillas, o por un representante o viajante de buenas semillas. Su slogan podría ser “Sólo siembre y recoja”, o “De la siembra a la recolección”, o, mejor, “Sestee mientras crece…” Como buen comerciante exagera un poco, no en las alabanzas de la semilla, que en eso es honesto, sino en restar importancia al trabajo del labrador. Es verdad que éste no sabe ni el cómo, ni el cuándo del desarrollo de la semilla, pero tampoco puede estarse sentado jugando al dominó con el boticario, el alcalde y el barbero.

2.- ¿Alguno de vosotros ha sido viajante o representante, y ha ido de tienda en tienda, o de cliente en cliente, tratando de conseguir un buen pedido? Mi padre lo fue. El viajante siempre molesta, estorba, llega a la hora inoportuna. Se le atiende el último y ya se supone que o miente o exagera. Yo también fui de alguna manera viajante yendo de casa en casa, tratando de conseguir ayuda para la Misión de Japón. Y me hicieron esperar, hube de subir por escaleras de servicio y de alguna casa me despidieron

Jesús fue también un viajante, y pateó los caminos de Judea y Galilea vendiendo la Palabra de Dios, vendiendo el amor de Dios a todos y le echaron de Nazaret, los de Gerasa le invitaron a marcharse, los de la aldea de Samaría no le echaron porque en realidad no le dejaron ni entrar. No aceptaron sus ofertas, ni siquiera quisieron mirar su muestrario: “sino creéis a mis palabras creed a mis obras”. Y lo trataron de charlatán y sacamuelas, de comilón y borracho.

Y para mostrarles que la mercancía que traía era buena, que merece la pena creer a Dios y que lo que mejor puede uno hacer es dar la vida por los demás, les hizo una demostración dando libremente su vida.

3.- La semilla que representa Jesús es la Palabra de Dios. Es palabra hecha de amor. Y Jesús nos dice que aunque no sabemos ni cómo ni cuándo, pero que ese amor prenderá: “He venido a traer fuego al mundo y qué quiero sino que arda”. Todos sabemos, por desgracia, los incendios forestales que puede producir un rescoldo mal apagado. Pues así prenderá, cuando menos pensemos la chispita de amor que trae el Señor.

La Semilla de la Palabra de Dios, de esa Palabra-Amor, es eficaz por si misma y nadie puede coartarla. La misma Iglesia tuvo aherrojada la Sagrada Escritura durante siglos por miedo a errores y herejías, sin saber la gran verdad que encierra el dicho oriental: “Si cierras tu puerta a todos los errores, dejarás en la calle también a la misma verdad”. Pues a pesar de eso la Palabra prendió en el pueblo y siempre hubo frutos de santidad en todas partes.

4.- La semilla que Jesús trae en su muestrario es esa misma Palabra de Dios, ¡eficaz!

--una palabra que creo el mundo

--una palabra que curó al leproso

--una palabra que resucitó a Lázaro

--una palabra que perdonó a la Magdalena y al ladrón



El Señor nos pide que tengamos confianza en su semilla, que:

--no la ahoguemos con demasiada agua

--no la quememos a fuerza de abono

--no la metamos prisa con impaciencias

--no exijamos fruto a destiempo.

Dejemos que la Palabra de Dios haga su obra con la fuerza suave de Dios, no a golpazos humanos, sino con la caricia del agua cantarina de los ríos. La mano suave de las olas es la que forma la arena acariciante de las playas.

5.- Hagámonos viajantes con el Señor, llevemos nuestro muestrario: el gesto amigable, la sonrisa acogedora, la muestra de atención, la señal de cercanía. Y dejemos que esas chispas de bondad prendan en los demás y el incendio es seguro. La cosecha será un día abundante aunque no sepamos nosotros ni el cómo ni el cuándo…