NO DEJES DE VISITAR
GIF animations generator gifup.com www.misionerosencamino.blogspot.com
El Blog donde encontrarás abundante material de formación, dinámicas, catequesis, charlas, videos, música y variados recursos litúrgicos y pastorales para la actividad de los grupos misioneros.
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

miércoles, 18 de enero de 2012

DE UNA ORILLA A OTRA



“¡Mar adentro!” es la consigna de Jesús a los discípulos que pescaron toda la noche sin sacar nada…. Les invita a dejar las seguridades estériles de la orilla del dinero, del poder, de los dogmas, de la Ley, para hundirse hacia lo más temible, más oscuro y más profundo.
En otras palabras, les invita a dejar el mundo del hacer, del aparentar, del sentir, del querer, de lo “ya hecho”, de lo cerrado, de lo muerto, del falso Yo, para abrazar el mundo del Yo real y verdadero, donde brota la vida en abundancia y la libertad pura.
Es así como los pescadores del lago de Galilea, se “convierten” en “pescadores de hombres”. Habiendo experimentado en sí mismos la “roca”, lo Verdadero, ellos se transforman en testigos, luz, guías para conducir a otros hombres y mujeres de la orilla del Yo de la nada a la orilla del Yo que es vida.
Jesús les envía a resucitar lo que ha muerto. Entre las dos orillas, hace de puente la Buena Noticia del perdón gratuito y del amor infinito de Dios.
Esta es como la fuerza de Dios que impulsa a abandonar la playa de las arenas estériles para encaminarse hacia las hondas fuentes de la vida, allí donde se origina el gran proceso de regeneración de todas las cosas y donde la “carne” (el mundo mental y físico) vuelve a florecer y la creación nueva empieza….
Renunciar a todo para encontrarse con la luz divina no es lo mismo que despreciar el mundo o retirarse de él. Es más bien el camino más seguro para transformarlo y transfigurarlo todo.
“El que guarda su Yo lo pierde, el que lo pierde lo salva…”
“El que ha renunciado a todo para seguirme, recibirá el céntuplo en este mundo y la vida eterna en el otro”.
En otras palabras, al renunciar al pequeño Yo, que pertenece a lo efímero, al miedo, a la impotencia, a la codicia, a la mezquindad y a la crueldad, no se pierde absolutamente nada, al contrario, se gana todo, porque ese es el camino para humanizarnos y hacer al mundo igualmente más humano.
No es abandonar la tierra para vivir en las nubes, sino bajar de las nubes para fecundar la tierra. Como la lluvia.