NO DEJES DE VISITAR
GIF animations generator gifup.com www.misionerosencamino.blogspot.com
El Blog donde encontrarás abundante material de formación, dinámicas, catequesis, charlas, videos, música y variados recursos litúrgicos y pastorales para la actividad de los grupos misioneros.
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

domingo, 29 de abril de 2012

Domingo IV de Pascua: Tú sabes que te quiero



La Iglesia celebra hoy la Jornada Mundial de oración por las vocaciones. En el evangelio se nos presenta el pasaje del buen pastor, un ejemplo bien concreto de cómo se entiende la vida cristiana en la que no podemos olvidar las dos dimensiones fundamentales: por una parte el seguimiento individual y, por otra, la responsabilidad de hacer más fácil la existencia a cuantos la comparten con nosotros.

No se puede poner en duda que cada uno somos dueños de nuestra propia vida. Cada uno somos nuestros propios pastores en el camino. Nadie debe decidir por otro; ninguna persona puede manipular o coaccionar a otra. Somos libres, autónomos, independientes, responsables. Sabemos que cada uno es el guía de sí mismo, pero eso no impide que entre todos nos ayudemos a allanar el camino y a hacer más fácil la vida, aunque a veces sea complicado y duro.

El modo de ayudar a otro responsablemente nos lo sugiere Jesús. Se ayuda dando vida, arriesgándose por el bien del otro, compartiendo lo propio para que los demás se enriquezcan. Eso es ser Buen Pastor, tener el corazón abierto con confianza, sin sospechas ni recelos: estar atentos al bien de los demás, para que encuentren la fuente de la vida verdadera, no las aparentes, y puedan disponer de todos los medios necesarios para desarrollarla.

A la luz de lo que venimos diciendo, centrémonos en el evangelio donde se nos presenta de forma alegórica el amor gratuito de Dios por nosotros. Conviene fijarse en los tres verbos que son la clave del texto: conocer, amar y dar la vida. Los dos primeros son casi sinónimos en la mentalidad bíblica. Conocer implica que hay una relación entre ellos, que no es un simple verse si no que hay una implicación. Dar la vida es la consecuencia extrema de conocer y amar. No se ha quedado en las palabras y en las muestras de afecto sino que ha sido capaz de dar lo más preciado, la vida. La comunidad recuerda que Jesús no había actuado como un jefe dedicado a dirigir, gobernar o controlar. Lo suyo había sido «dar vida», curar, perdonar. No había hecho sino «entregarse», desvivirse, terminar crucificado dando la vida por las ovejas. El que no es verdadero pastor, piensa en sí mismo, «abandona las ovejas», evita los problemas, «huye». Las cualidades del pastor ideal se cumplen en Jesús: conoce a sus ovejas y es conocido por ellas, da la vida por ellas, y las quiere reunir a todas en su amor. Por último, para evitar que el rebaño se disperse y todas las ovejas, nosotros, sean felices su voz nos invita a amar. Cuando queremos emprender otro camino escuchamos un “ama” y por lo menos nos cuestionamos aquello que queremos emprender.

Tú sabes que te quiero es el lema elegido para la Jornada mundial de oración por las vocaciones. No deja de ser un acierto el haber elegido ese lema pues todos estamos llamados a demostrar con nuestras vidas que el seguimiento de Jesús no solo con un bla, bla bla hueco sino con actitudes sinceras y comprometidas. Querer implica luchar por acabar con el sufrimiento, el dolor y la injusticia. Para eso hay que abandonar las alturas o la estratosfera del olor a incienso. la alegoría del «buen pastor» arroja una luz decisiva: quien tenga alguna responsabilidad pastoral ha de parecerse a Jesús. Ha de destacar por la gratuidad y la disponibilidad por ser portador de misericordia. Si no está de más. Por último, la llamada vocacional no es solo para ser cura o monja sino que cada uno ha de ver de qué forma va a encauzar la respuesta a la llamada de Dios al compromiso con el evangelio.

Roberto Sayalero Sanz, agustino recoleto. Colegio San Agustín (Valladolid, España)