NO DEJES DE VISITAR
GIF animations generator gifup.com www.misionerosencamino.blogspot.com
El Blog donde encontrarás abundante material de formación, dinámicas, catequesis, charlas, videos, música y variados recursos litúrgicos y pastorales para la actividad de los grupos misioneros.
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

miércoles, 13 de junio de 2012

Con la fuerza de los débiles.



Así caminamos. Así avanzamos. Así salimos adelante. En tiempos ligeros, y en horas de crisis. En días luminosos y en noches sombrías. Cuando nos sentimos poderosos, y cuando nos sabemos impotentes. Con las manos desnudas. Con tanta fragilidad que a veces parece que nos vamos a romper. Pero no nos rompemos, porque la fuerza que nos sostiene es diferente: es el amor que no posee; es la fe que nada entre preguntas; es el servicio que a veces no sirve para nada; es la riqueza que no atesora cifras, sino historias.

Con la fuerza de los débiles. - Pobreza

«Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos» (Mt 5,1)Nada poseemos para siempre. Y, sin embargo, somos ricos. Porque cada día es una novela que podemos escribir. Y en ella, hay nombres, y hay gestos, y hay emociones. Las emociones son importantes. El tiempo se lleva unas cosas y trae otras. Pero vamos dejando una huella detrás. Una huella en la memoria de aquellos que nos conocen, en las palabras imborrables, en los gestos sin vuelta atrás. Y nos llevamos, con nosotros, los rostros, los recuerdos, y el cariño que dejamos sembrado. Pero hay que seguir adelante. Hacia un mundo que nos grita y nos llama, y nos pide: «VEN» , «AYÚDAME», «VACÍATE AQUÍ».
¿Me siento con las manos vacías?
¿Puedo vivir la desposesión como una forma de libertad o tal vez hay ataduras que no me permiten vivir así?
Partirás otra vez...

Partirás otra vez
porque la tierra llama
con la fuerza de una mujer desamparada.
Partirás otra vez, mi amor,
porque es allá
donde la vida de tantos se resuelve.
Allá te espera la esperanza,
la lucha sin cuartel.
Allá son los desvelos
y el reto de un tiempo sin medida
tratando de saltar al paso de la historia.
Anda, mi amor,
anda con esos brazos que me abrazan,
con esa boca que me besa,
a chorrear fuego, amor,
a llevar esa fuerza
a la tierra desde donde salimos
a la tierra que amamos.
Anda, mi amor,
yo voy también aunque me quede lejos
y estaré allí con vos
en el viento y la lluvia,
en el calor del medio día,
en las tapitas de dulce,
en las chicharras y en los grillos,
en el peligro,
allí por donde andes,
andaré yo,
entre la tierra y tu sombra
habrá una mujer
acariciándote

Gioconda Belli

Con la fuerza de los débiles. - Aceptación.

«En el mundo tendréis tribulación. Pero ánimo. ¡Yo he vencido al mundo!» (Jn 16,33)Y luego, cada día, toca aceptar que hay luces y sombras. Que hay porciones de acierto, y otros momentos sombríos. Pero, ¿quién querría vivir únicamente en la cresta de la ola? ¿Quién querría gustar solo las mieles del éxito, sin probar alguna vez el sabor de la derrota? ¿Quién puede comprender el amor sin haber sentido la inseguridad y el rechazo? ¿Quién abraza la fe que no tiene su porción de incertidumbre? SOLO LA COMPLEJIDAD, LA SUTILEZA, LA POSIBILIDAD DE EQUIVOCARSE HACE QUE UNO PONGA, CADA DÍA, TANTA VIDA EN JUEGO.
¿Qué me cuesta aceptar hoy en día?
¿Sé comprender la cara y la cruz de los días? Canto a mí mismo (18)
Con estrépitos de músicas vengo,
con cornetas y tambores.
Mis marchas no suenan solo para los victoriosos,
sino para los derrotados y los muertos también.
Todos dicen: es glorioso ganar una batalla.
Pues yo digo que es tan glorioso perderla.
¡Las batallas se pierden con el mismo espíritu que se ganan!
¡Hurra por los muertos!
Dejadme soplar en las trompas, recio y alegre, por ellos.
¡Hurra por los que cayeron,
por los barcos que se hundieron el la mar,
y por los que perecieron ahogados!
¡Hurra por los generales que perdieron el combate y por todos los héroes
vencidos!
Los infinitos héroes desconocidos valen tanto como los héroes mas
grandes de la Historia.

Walt Whitman