NO DEJES DE VISITAR
GIF animations generator gifup.com www.misionerosencamino.blogspot.com
El Blog donde encontrarás abundante material de formación, dinámicas, catequesis, charlas, videos, música y variados recursos litúrgicos y pastorales para la actividad de los grupos misioneros.
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

domingo, 14 de abril de 2013

MÁS QUE UNA PREGUNTA

III Domingo de Pascua (Jn 21,1-19) - Ciclo C

Los días posteriores a la resurrección de Jesús fueron complicados para los discípulos. Posiblemente estaban agotados de dar vueltas a su situación y no encontraban salida. Todo era confuso, como la bruma de aquella mañana. Pedro, para romper aquel impasse y hacer algo útil y probablemente olvidar aquellos acontecimientos se inclinó por ir a pescar. Jesús, ante aquel panorama, aplicó el remedio de la cercanía, de aproximarse a sus discípulos y transmitirles un poco de calor, de amistad y con ello confianza, esperanza, fe. Parece ser que la forma más eficaz de ayudar al otro, de levantar al otro es la de acercarse al afectado con cariño. Todo ello expresado tan vivamente por Jesús al hacer fuego y prepararles el desayuno con pan y pescado. Un gesto de servicio, de atención, un gesto incluso maternal. Gesto que, según los expertos, representa la eucaristía. Donde Jesús también se nos presenta y recibimos la fuerza y el aliento que necesitamos en los momentos difíciles.


Refiriéndonos a los dos Papas que tenemos (uno de ellos emérito) y que están de moda, a Benedicto XVI se le puede calificar de intelectual, más racional, más frío; a Francisco más emotivo, más sentimental, más latino. Algunos pastoralistas atribuyen la pérdida de fieles por parte de la Iglesia Católica a que las instituciones y las personas eclesiales o eclesiásticas, empezando por las parroquias, nos comportamos demasiado fríamente, demasiado aferrados a las normas, y la gente pide arropamiento. Jesús visitó varias veces a los apóstoles. No les dejó abandonados. Más aún intensificó esta actitud en el diálogo posterior con Pedro, antes de nombrarle primer “Papa”. Jesús le sometió a un test simple y directo:”¿Me amas?.¿Me amas más que estos?”.

En nuestros días esa pregunta nos parece infantil. Damos la impresión de que lo importante para ser Papa, obispo, etc es cuantas lenguas domina, en qué universidad ha estudiado, si es progresista o conservador, si simpatiza con el Opus Dei o con la teología de la Liberación. No parece que estos criterios coincidan con los de Jesús. SI el Maestro nos dijo que el mandamiento principal es “amar a Dios y al prójimo”, no es extraño que el rasgo más básico para ser Papa o simple cristiano se centre en el amor, en el “tú sabes que te amo, tú sabes que te quiero”. Con razón manifestó Pablo VI que la Iglesia más que maestros necesita testigos. El testigo vive el acontecimiento, el maestro nada más lo conoce. Resumiendo diríamos que nuestra fe necesita una mayor carga de amor y de cariño. Entendidos estos no como arrumacos o cariñitos, sino sobre todo como servicio, sin descartar una dosis de afecto y de ternura. Lo necesita nuestra sociedad obsesionada con los intereses, con el poder, con la crispación.

Por otro lado, hoy Cáritas bajo el lema “ni casa sin personas, ni personas sin casa”, celebra el día de los sin casa. Que es algo más profundo y delicado que el día de los sin techo. No hablamos de la 2ª casa, nos referimos a la primera y única. El carecer de casa implica una situación económica angustiosa. Es lo último a lo que se renuncia. En segundo lugar, la casa es como la prolongación del individuo. En ella archivamos nuestros recuerdos, en ella convivimos con nuestros seres más queridos. En ella conservamos la intimidad. Es enorme la cantidad de objetos significativos que guardamos en ella. Recordemos lo que las familias de Bermeo han perdido en el aspecto sentimental y documental en el incendio del pasado miércoles. Pues bien, Caritas, ante esta carencia, trata de paliar al menos, tantas consecuencias negativas, Curiosamente hay más pisos vacíos que los que se necesitarían para que cada familia ocupase una vivienda. No olvidemos que Caritas somos nosotros. Casualmente esta jornada se desarrolla en medio del debate, de la polémica de los desahucios y de la popularidad de los escarches.

Volviendo al evangelio, que a la pregunta que Jesús nos hace:”¿Me amas?”, le podamos responder: “A pesar de mis dudas de fe, de mi vacilante esperanza y de mi amor posesivo, tú sabes que te quiero”.