NO DEJES DE VISITAR
GIF animations generator gifup.com www.misionerosencamino.blogspot.com
El Blog donde encontrarás abundante material de formación, dinámicas, catequesis, charlas, videos, música y variados recursos litúrgicos y pastorales para la actividad de los grupos misioneros.
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

domingo, 16 de septiembre de 2012

Domingo XXIV del tiempo ordinario: ¿Quién es quien?



«El estudiante, el trabajador, el enamorado, el padre y la madre, el cura, la escritora, el abogado, el ama de casa, el jubilado o la deportista… cualquiera de nosotros sabe que, en el fondo, la vida no es estar sentado sin más viendo el tiempo pasar. Que merece la pena apostar por algo, que nuestra vida cristiana exige compromiso y por tanto riesgo. Cada uno, de acuerdo a nuestras capacidades y posibilidades, tenemos que ver como es nuestra vida cristiana y de qué forma estamos respondiendo a la pregunta que Jesús nos lanza».

Seguramente muchos de nosotros cuando éramos pequeños hayamos hecho alguna colección de cromos con los jugadores de la liga de fútbol o con personajes de los dibujos animados. En el álbum cada cromo tenía su casilla correspondiente y había que tener cuidado para no colocar el cromo en la casilla equivocada.

Pensemos nosotros ahora que nos reparten unos cromos con los personajes del evangelio y tenemos que colocar a cada uno en su casilla correspondiente, según nuestras propia experiencia. ¿Dónde colocamos a Jesús? ¿Con qué lo relacionamos?: El mesías, el juez, el profeta, la solución a nuestros problemas, el consuelo en nuestro dolor, el centro de nuestra vida, la razón de nuestro existir, el aguafiestas de nuestras diversiones… Esto es lo que les sucede hoy a los discípulos y que por extensión nos sucede a nosotros en cada momento. Jesús nos pregunta constantemente ¿Quién dices que soy yo? ¿En qué casilla de tu álbum piensas colocarme?

En el evangelio encontramos cómo Pedro no ha entendido que el camino de Jesús consiste en ir de lado de los débiles huyendo de la palmada en la espalda y la corona de laurel. Pero eso no quiere decir que Jesús fuese un masoca o un devorador de calamidades amante del sufrimiento inútil. Jesús fue consecuente con su vida. Ni más ni menos.

Un paso más adelante nos lleva a las dos condiciones establecidas para seguirle: negarnos a nosotros mismos y cargar con la cruz. La primera podemos resumirla en lo siguiente: saber que tu vida está en manos de Dios, de quien te fías. No consiste en ser mojigato, "comesantos" o campeón mundial de padresnuestros. Sino en ser una persona normal, un cristiano de hoy que ha entendido que la razón de ser está no en él mismo sino en Dios a través de los hermanos. La segunda condición, "cargar con la cruz" ha sido siempre interpretada para lo que conviene. Por favor, no veamos en esta expresión a recibir con una sonrisa el dolor de muelas o a saltos la enfermedad de un familiar cercano. No es eso, sino que si somos consecuentes con nuestro ser cristianos, si queremos seguir a Jesús de verdad, es decir, llevando su propia vida, debemos tener claro que nunca puede desaparecer de nuestro horizonte la inseguridad y la cruz. Esto es lo que Jesús les intenta transmitir, que deben huir de la fama y del privilegio y colocarse con los débiles.

Bueno y en resumen qué nos dice el Evangelio. Como dice el refrán, al que algo quiere, algo le cuesta. El estudiante, el trabajador, el enamorado, el padre y la madre, el cura, la escritora, el abogado, el ama de casa, el jubilado o la deportista… cualquiera de nosotros sabe que, en el fondo, la vida no es estar sentado sin más viendo el tiempo pasar. Que merece la pena apostar por algo, que nuestra vida cristiana exige compromiso y por tanto riesgo. Cada uno, de acuerdo a nuestras capacidades y posibilidades, tenemos que ver como es nuestra vida cristiana y de qué forma estamos respondiendo a la pregunta que Jesús nos lanza. Debemos aprender, todos, yo el primero, a negarnos a nosotros mismos. Tenemos que aceptar que, en los proyectos, en los sueños, en los intentos, a veces toca gastarse. La clave está en hacerlo como respuesta, enraizado en la pasión por algo, desde una libertad tranquila, que asume costes en las opciones y que no se detiene ante la adversidad. Todo lo demás será otra cosa pero desde luego no será vida cristiana auténtica.

El cromo de Jesús puede caber en muchas casillas. Pero sólo nosotros, con nuestra vida, encontraremos la que le es propia. Suerte.

Roberto Sayalero Sanz, agustino recoleto. Colegio San Agustín (Valladolid, España)