NO DEJES DE VISITAR
GIF animations generator gifup.com www.misionerosencamino.blogspot.com
El Blog donde encontrarás abundante material de formación, dinámicas, catequesis, charlas, videos, música y variados recursos litúrgicos y pastorales para la actividad de los grupos misioneros.
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

miércoles, 13 de febrero de 2013

13 de Febrero: Miercoles de Ceniza

Hoy celebramos el Miércoles de Ceniza, como una especie de pórtico a la Cuaresma.
Se nos impondrá la ceniza en la frente y se nos dirá:
O bien “polvo eres y en polvo te convertirás”.
O bien: “conviértete y cree en el Evangelio”.

La primera fórmula trata de recordarnos nuestro origen, nuestra creación.
La segunda fórmula trata de recordarnos nuestra nueva creación.
La primera nos recuerda lo poco que somos, salvo ser imágenes de Dios.
La segunda nos recuerda lo mucho que podemos ser y que Dios quiere que seamos.
La primera nos recuerda la primera creación.
La segunda nos anuncia la nueva creación pascual.
La verdad que yo prefiero utilizar la segunda.
Me encanta ser obra de las manos de Dios, por más que estén sucias de barro.
Pero me fascina ser la nueva obra de Dios por la cual ya no solo soy “imagen y semejanza suya” sino que soy “su hijo de adopción” y “testigo de la “resurrección” Jesús.

Por su parte, el Evangelio de hoy termina siendo una llamada y una invitación:
A la interioridad.
A la vivencia interior de nosotros y de Dios.
A la experiencia de Dios en nosotros.
A la experiencia de la savia que circula por las venas de nuestra alma.
A la experiencia de “ser nosotros mismos”.

Superando todas esas exterioridades:
Que son pura apariencia y pintura de cal de nuestras paredes.
Que son pura apariencia de lo que realmente no somos sino aparentamos.
Que son pura mercancía para llamar la atención de los hombres.
Que son pura mentira para engañar a los demás.
Que son puro engaño de nosotros mismos y de los otros.

No somos lo que los demás puedan pensar de nosotros.
Sino lo que piense Dios.
No somos lo que los demás puedan decir de nosotros.
Sino lo que diga Dios.
No somos lo que somos ante los demás.
Somos lo que somos ante Dios.

Y este es el camino cuaresmal en nuestro andar hacia la Pascua.
Un encuentro con nosotros mismos.
Un descubrir nuestra verdad.
Un irnos haciendo y creciendo por dentro.
Un encuentro con Dios en el secreto del corazón.
Un encuentro con Dios en el secreto del alma.

La cuaresma es no quedarnos con la corteza de nuestras vidas.
La cuaresma es sentir la savia que corre por dentro.
La cuaresma es un liberarnos de nuestra mentira.
La cuaresma es un encontrarnos con nuestra verdad.
La cuaresma es un despojarnos de nuestras apariencias.
La cuaresma es un ponernos delante de Dios, sin preocuparnos tanto de nuestra estética espiritual delante de los hombres.
Es un “convertirnos”, es un cambio, es un renacer.
Es un creer al Evangelio. Que no basta leerlo.
Que tenemos que creer en él y expresarlo en nuestras vidas.
Por eso nuestro quehacer es “cambiar” y “dejarnos transformar por el Evangelio”.
El Evangelio como “libro de texto”, como “guía de caminantes”.

Clemente Sobrado C. P.