NO DEJES DE VISITAR
GIF animations generator gifup.com www.misionerosencamino.blogspot.com
El Blog donde encontrarás abundante material de formación, dinámicas, catequesis, charlas, videos, música y variados recursos litúrgicos y pastorales para la actividad de los grupos misioneros.
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

sábado, 30 de marzo de 2013

Oraciones para la Eucaristía: Pascua de Resurrección de nuestro Señor Jesucristo

Publicado por Fe Adulta

JESÚS VIVE

Acción de gracias

Es justo que aclamemos tu nombre, Padre santo,
y te bendigamos de corazón,
es lo que nos corresponde hacer
en esta fiesta de resurrección y vida.
Aunque todavía vivimos en una penumbra de fe,
te damos gracias porque vislumbramos ya
un amplio horizonte de esperanza.
Hoy celebramos la pascua,
el paso por nuestra historia de Jesús
y cantamos gozosos el aleluya.
Creemos que él sigue viviendo en Ti,
de igual forma que Tú, su Padre y fuente de vida,
viviste siempre en él.
Jesús nos ha descubierto que esta fiesta
también puede ser nuestra propia pascua de liberación
si pasamos de nuestros egoísmos
y nos decidimos a vivir plenamente para los hermanos.
Gracias, Padre Dios.
Por todo ello te bendecimos
y cantamos en tu honor este himno de alegría.



Memorial de la Cena del Señor

Padre nuestro que vives en Jesús y en todos nosotros,
a la luz de los acontecimientos que celebramos,
recordamos las palabras de Jesús a Nicodemo:
"hay que nacer de nuevo".
Las hizo realidad en su persona:
murió como el grano de trigo muere,
pero pervivió, sigue viviendo,
en el nuevo tallo germinado.
Ha llegado la hora de que se manifieste
la gloria de tu hijo Jesús,
de que proclamemos agradecidos
su empeño personal por darte a conocer tal como eres
y su lucha por la implantación de tu reino en el mundo.
Nuestro gozo y nuestra alabanza
surgen espontáneamente al descubrir a Jesús
y al conocer la buena esperanza que nos trajo:
que es posible un nuevo mundo
donde reinen la justicia y el amor.
No tuvo apego a su propia vida
y le costó la muerte en cruz.
Pero no fue en balde,
porque los frutos de su mensaje revolucionario
aún perduran, están vivos,
y seguirán multiplicándose a través de los siglos.
Recordamos y prometemos imitar su entrega total
y sellamos nuestro compromiso de seguirle de por vida.

Invocación al Espíritu de Dios

Padre de bondad infinita,
bendícenos, ya que somos tus hijos,
y derrama tu Espíritu sobre nosotros
para que comprendamos
que la Vida de la que gozó Jesús
antes y después de su muerte,
es la misma Vida que podemos tener nosotros
si morimos al egoísmo
y nacemos al verdadero amor a los demás,
si muriendo en el día a día a todo lo terreno,
nacemos también en el día a día a lo divino.
Sabemos que de esta forma
nuestro único horizonte será la Vida.
Te pedimos por todos los que integramos nuestra Iglesia
para que seamos encarnación viva
de la buena noticia de Jesús.
En la esperanza renovada de reencontrarnos en Ti
con todos nuestros amigos y familiares difuntos,
brindamos en tu honor, en compañía de Jesús,
como queremos hacer por toda la eternidad.
AMÉN.

Rafael Calvo Beca

----------

DÍA DE PASCUA

Siempre esperando ese día de fiesta, gozo y gracia
que podía transformar nuestra vida
con experiencias extraordinarias.

Siempre viéndolo acercarse por el horizonte
dejando a nuestro alrededor su perfume,
pero sintiéndolo, una y otra vez, alejarse.

Siempre convencido que los grandes acontecimientos
suceden en fechas importantes
que dejan huella en los calendarios y en los corazones...

Siempre.
Hasta que comprendí, hace bien poco,
escuchando silenciosa y abiertamente
a alguien de palabra honesta y breve,
que la Pascua,
la Pascua de tu resurrección, Jesús de Nazaret,
el paso de Dios por nuestra historia,
el florido anhelo de toda persona
y de la misma naturaleza,
sucedió
pasada la fiesta,
pasado el sábado,
el primer día de la semana.

O sea, ¡un día de resaca!,
un día para el olvido,
un día sin historia,
un día del montón,
un día sin aliciente,
un día de cuerpos y espíritus decaídos,
un día de oscuro horizonte,
un día con el crédito gastado,
un día nacido para pocas ilusiones,
gris, triste, pesado,
con dolores en el cuerpo y el espíritu,
hecho simplemente para digerir los excesos
o vomitarlos en los rincones.
¡Peor que un día cualquiera!

En un día así
resucitaste Tú,
y floreció nuestra esperanza.

Ahora comprendo por qué cualquier día,
aún el más insospechado,
puede ser día de paso y Pascua.

Y al recordarlo
siento que florece la Buena Nueva
en mi tierra yerma.

¡Bendito seas Tú, Dios de la vida y de la historia,
que rompes todos nuestros esquemas
y nos llenas de sorpresas y Buenas Nuevas!

¡Bendito seas Tú, Jesús de Nazaret,
que nos mandaste hacer memoria
para celebrar la vida y la entrega!

¡Bendita seas Tú, Ruah divina,
que nos acompañas a lo largo de la vida
y nos animas a compartir y a hacer fiesta!

¡Aleluya, con todo mi ser,
con mi cuerpo y alma,
con mis gestos y palabras,
con mi canto y danza,
con mi vida resucitada!

¡Aleluya!


Florentino ulibarri


------------

HAZNOS MÁS ALEGRES

Ofrecemos al Señor, junto al pan y vino, los deseos de nuestro corazón, que brota de la lectura de su palabra y la reflexión de su mensaje, que nos hace más hermanos y más honestos:

• Para que tu gente sea gente despierta, alegre, atrevida, dinamizadora de una sociedad nueva y motivadora de fiesta y de reino.

Haznos más alegres, Señor.

• Para que tu iglesia sea un espacio de descanso interior, de entusiasmo vital, de llenar la vida de sentido y de misión, al invitar a vivir en el Amor a todos los hermanos de la tierra.

Haznos más alegres, Señor.

• Para que todos los aquí reunidos te sintamos cerca, sepamos acudir a Ti, para que nos sosiegues y descanses, y seamos alivio para la vida de los que nos acompañan.

Haznos más alegres, Señor.

• Para que los pueblos que viven en paz se impliquen en las gestiones de los que viven en guerra, sabiendo que todos somos responsables de todos.

Haznos más alegres, Señor.

• Por todos nosotros, para que no nos conformemos con ser buena gente sino que además nos atrevamos a dejarlo todo y seguirte para construir el reino.

Haznos más alegres, Señor.

Haznos gente alegre, viva y comprometida, para que mejoremos este mundo en el que se vive tan mal reparto de los bienes y tomemos partido siempre por los más necesitados. Amén.



Mari Patxi Ayerra