NO DEJES DE VISITAR
GIF animations generator gifup.com www.misionerosencamino.blogspot.com
El Blog donde encontrarás abundante material de formación, dinámicas, catequesis, charlas, videos, música y variados recursos litúrgicos y pastorales para la actividad de los grupos misioneros.
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

martes, 20 de diciembre de 2011

Natividad del Señor (Lc. 2, 1- 14) - Ciclo B: “Hoy nos ha nacido un Salvador”



● Primera lectura ● Is 9, 1-3.5-6 ● “Un hijo se nos ha dado”.
● Salmo Responsorial ● 95 ● “Hoy nos ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor”.
● Segunda lectura ● Tt 2, 11-14 ● “ Ha aparecido la gracia de Dios a todos los hombres”.
● Evangelio ● Lc 2, 1-14 ●

En aquel tiempo salió un decreto del emperador Augusto, ordenando hacer un censo del mundo entero.
Este fue el primer censo que se hizo siendo Cirino gobernador de Siria. Y todos iban a inscribirse, cada cual a su ciudad.
También José, que era de la casa y familia de David, subió desde la ciudad de Nazaret en Galilea a la ciudad de David, que se llama Belén, para inscribirse con su esposa María, que estaba encinta. Y mientras estaba allí le llegó el tiempo del parto y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en la posada.
En aquella región había unos pastores que pasaban la noche al aire libre, velando por turno su rebaño.
Y un ángel del Señor se les presentó: la gloria del Señor los envolvió de claridad y se llenaron de gran temor. El ángel les dijo: - No temáis, os traigo la buena noticia, la gran alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David, os ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor. Y aquí tenéis la señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.
De pronto, en torno al ángel, apareció una legión del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo:
«Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que Dios ama».
● Ruego por pedir el don de comprender el Evangelio y poder conocer y estimar a Jesucristo y, así, poder seguirlo mejor.

● Apunto algunos hechos vividos esta semana que ha acabado.

● Leo el texto. Después contemplo y subrayo.

● Ahora apunto aquello que descubro de JESÚS y de los otros personajes, la BUENA NOTICIA que escucho... Jesús cuestiona mi relación con el dinero, mi consumo... También me puedo preguntar si todas los otros aspectos de mi vida los intento vivir para Dios.

● Y vuelvo a mirar la vida, los HECHOS vividos, las PERSONAS de mi entorno... desde el Evangelio... ¿Qué testigos encuentro que son libres ante el dinero, tienen coherencia personal, tienen unidad de vida?

● Llamadas que me hace -nos hace- el Padre hoy a través de este Evangelio y compromiso.

● Plegaria. Diálogo con Jesús dando gracias, pidiendo...
"ENCUENTRO PERSONAL CON DIOS"

VER
Un grupo de gente de distintos lugares de España participa habitualmente, desde hace años, en una página web. Cada uno iba haciendo sus aportaciones pero sólo se conocían por sus escritos, o por los correos electrónicos o mensajes que intercambiaban. Llegó un momento en que decidieron quedar en un lugar para encontrarse personalmente todos los que pudieran asistir, porque querían poner rostro a los nombres que firmaban los escritos, necesitaban tener un encuentro personal con aquellos con quienes compartían experiencias, intereses e inquietudes. Tras aquella jornada, todos los asistentes coincidieron en que nada era comparable al encuentro personal, a poder ver y oír a las personas cara a cara. Y además la página web también cobró un nuevo impulso, se notó que habían tenido lugar ese encuentro.


JUZGAR

Hoy (esta noche) estamos celebrando la Navidad. Individual y comunitariamente nos hemos estado preparando para ello: hemos escuchado la Palabra de Dios, hemos orado, hemos reflexionado… para poder tener este encuentro personal con Dios, porque esto es la Navidad: Dios se hace hombre, toma un rostro humano, se hace palpable para que tengamos un encuentro personal con Él, que podamos decir como Isaías: ven cara a cara al Señor (1ª lectura misa del día).
La celebración de la Navidad nos hace recordar y actualizar que, aunque llevemos muchos años siguiendo al Señor, no debemos quedarnos en “saber cosas de Él”; al contrario, siempre debemos mantener viva la conciencia de que debemos y necesitamos encontrarnos personalmente con Él. Porque Él sí ha estado preparando este encuentro con nosotros: En distintas ocasiones y de muchas maneras habló Dios antiguamente por medio de los profetas. Ahora, en esta etapa final, nos ha hablado por el Hijo (2ª lectura misa del día). Porque todos los anuncios anteriores, todas las palabras de los profetas, aun siendo necesarias, no podían sustituir nunca al encuentro personal con Dios por medio de su Hijo encarnado. Él sabía que nosotros necesitamos poder tratar con Él cara a cara.


ACTUAR

Y si un encuentro entre nosotros consigue transformarnos, mucho más debe hacerlo el encuentro personal con Dios. La celebración de la Navidad se nos ha de notar interior y exteriormente, porque para eso la celebramos: Ha aparecido la gracia de Dios que trae la salvación para todos los hombres, enseñándonos a renunciar a la impiedad y a los deseos mundanos, ya llevar ya desde ahora una vida sobria, honrada y religiosa (2ª lectura misa de medianoche). Y esto repercutirá también en beneficio de los demás.
Vivamos la Navidad, hagamos como los pastores que fueron corriendo y encontraron a María y a José y al Niño… todo como les habían dicho (Evangelio misa de la aurora). Y como ellos, volvamos a nuestra vida dando gloria y alabanza a Dios por lo que hemos visto y oído. Seamos “ángeles anunciadores” de la Buena Noticia, de palabra y con nuestras obras, para que la Navidad resulte creíble, para que de verdad testimoniemos que hoy nos ha nacido un Salvador, el Mesías, el Señor (Salmo misa medianoche).