NO DEJES DE VISITAR
GIF animations generator gifup.com www.misionerosencamino.blogspot.com
El Blog donde encontrarás abundante material de formación, dinámicas, catequesis, charlas, videos, música y variados recursos litúrgicos y pastorales para la actividad de los grupos misioneros.
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

martes, 17 de abril de 2012

Preguntas que unen; respuestas que dividen


Publicado por Corazones en Red

Una vez más tomo prestada una frase, que creo genial y acertada, para montar el andamiaje de mi pensamiento, aunque debo reconocer que no conozco al autor. Aunque lo que importa, en este caso, no es tanto quién lo dijo, sino lo que dijo. La frase es la siguiente: “Las preguntas, unen; pero las respuestas, dividen”.

Hay mucha gente, personas y grupos, incluso religiones e iglesias, que se hacen las mismas preguntas, porque hay ciertas cosas que preocupan a todos, no son nada fáciles, y es necesario clarificarlas. Y aunque todos se hacen las mismas preguntas, sin embargo, las respuestas pueden ser plurales, distintas, y hasta opuestas. Se coincide en la pregunta, pero no en la respuesta.

Todos nos preguntamos hasta cuándo va a durar esta crisis que padecemos, y cómo podría resolverse. Pero la respuesta es distinta según de quien venga. Todo nos preguntamos cuál es el sentido de la vida y de la muerte, pero no todos damos la misma respuesta. Todos nos preguntamos por los grandes interrogantes de la existencia humana, el origen del mundo, de dónde venimos y a dónde vamos, cuál es la verdadera religión, qué tipo de política y de ordenamiento social es el que más nos conviene, etc… Pero las respuestas son diversas y no coincidentes.

Incluso para los que tienen una misma ideología, las respuestas a las cuestiones vitales no coinciden, aunque las preguntas coincidan fundamentalmente.

Por eso, a pesar de partir de las mismas interrogantes, que en principio nos unen, el mundo, los grupos políticos o sociales, las personas, estamos divididos.

También a niveles de menor importancia, por ejemplo a la hora de organizar algo, si son varias personas las que tienen que organizarlo, vemos que tampoco es fácil ponerse de acuerdo, en el cómo, en el cuándo, en el por qué y el para qué. Y es que casi todos tenemos las mismas inquietudes, los mismos deseos, las mismas preocupaciones, la misma necesidad de saber. Pero el camino para resolver las incógnitas pueden ser tantos cómo los gustos, los intereses y la capacidades.

De todo eso provienen las incomprensiones, las decisiones y las luchas. Todos creemos poseer la verdad y las certezas. Pero nadie posee la verdad absoluta.

Si nos ceñimos a la Iglesia, vemos, también, que suele haber una gran coincidencia en las preguntas, y una gran desunión en las múltiples respuestas. ¿Por dónde debe caminar la Iglesia, hoy día? ¿Cómo debe ser su relación con el mundo? ¿Cómo debe organizarse? ¿Qué cambios serían convenientes? ¿Cómo debe ser la nueva evangelización? Seguro que hay una coincidencia grande en las preguntas, en cada una de las distintas tendencias. Sin embargo no nos ponemos de acuerdo; las respuestas no coinciden, e, incluso, son bien distintas.

Por eso la frase que encabeza este post, lleva toda la razón: “Las preguntas, unen; pero las respuestas dividen”. Una vez más, el diálogo se impone.

Félix González