NO DEJES DE VISITAR
GIF animations generator gifup.com www.misionerosencamino.blogspot.com
El Blog donde encontrarás abundante material de formación, dinámicas, catequesis, charlas, videos, música y variados recursos litúrgicos y pastorales para la actividad de los grupos misioneros.
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

martes, 19 de febrero de 2013

Evangelio Misionero del Día: 19-02-2013

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo egún san Lucas 11, 29-32

Al ver Jesús que la multitud se apretujaba, comenzó a decir: Ésta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás. Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación.
El día del Juicio, la Reina del Sur se levantará contra los hombres de esta generación y los condenará, porque ella vino de los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón y aquí hay Alguien que es más que Salomón.
El día del Juicio, los hombres de Nínive se levantarán contra esta generación y la condenarán, porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás y aquí hay Alguien que es más que Jonás.

Por Angel Moreno

Mi Palabra no volverá vacía” es una expresión del profeta esperanzadora, que nos permite confiar en que Dios será obedecido en el proyecto que tiene sobre el mundo. Sería extraña la identidad de un creador que, siendo el origen y fin de todo lo creado, permaneciera indiferente ante la posible destrucción de su obra.


Pero ¿cómo llevar a término el querer divino, si al mismo tiempo ha dejado autonomía a sus criaturas y ha concedido al ser humano el don precioso de la libertad?
Hoy se nos revela el secreto de cómo se realizará la voluntad divina. Al igual que la semilla que cae en la tierra y es fecunda, y al igual que la lluvia que empapa los campos hace brotar la simiente enterrada en los surcos, así será el ciclo de la Palabra divina, eficaz, productivo.
Los orantes son quienes colaboran a que culmine la obra diseñada por Dios, cuando con fe rezan, sin teatralidad ni protagonismo vanidoso, la oración que enseñó Jesús a sus discípulos: “Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo”.
Nos corresponde ser tierra labrada, en la que pueda albergarse la semilla para que no perezca en la intemperie. Y nos corresponde orar, para que nuestra voluntad acate la voluntad de Dios, y seamos dóciles al proyecto que Él tiene para la humanidad y para cada uno de nosotros.
Los orantes potencian la fecundidad de la Palabra. Gracias a ellos, muchos, sin quizá saberlo, reciben la gracia de sentir como si a ellos les sucediera, un episodio bíblico que cambia su vida.
Punto de reflexión
¿Trabajas la tierra de tu corazón para recibir la semilla de la Palabra y poder dar fruto agradable a Dios?
¿Rezas porque se lleve a cabo el plan de Dios sobre la humanidad, para que el mundo sea permeable al querer divino?