NO DEJES DE VISITAR
GIF animations generator gifup.com www.misionerosencamino.blogspot.com
El Blog donde encontrarás abundante material de formación, dinámicas, catequesis, charlas, videos, música y variados recursos litúrgicos y pastorales para la actividad de los grupos misioneros.
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

sábado, 25 de febrero de 2012

I Domingo de Cuaresma (Mc 1,12-15) - Ciclo B: CUARENTA DÍAS POR DELANTE



Jesús, impulsado por el Espíritu, fue al desierto, donde permaneció cuarenta días. Un escenario áspero, entre alimañas. Allí se dedicó a la oración, pues Jesús siempre que iba a emprender una tarea importante, se entregaba a la oración, a dialogar con su Padre Dios. Y ahora iba a iniciar su vida pública. Fue tentado. El evangelio de hoy, de una manera sobria y esquemática nos dice simplemente que fue tentado. Los otros dos evangelistas, Mateo y Lucas, desglosan, detallan en qué consistieron las distintas tentaciones. A nosotros este tema de las tentaciones nos puede parecer un tanto cursi, infantil y trasnochado. Pero de eso, nada. Ya que todos los escándalos, todos los abusos y pecados comienzan con la tentación. Pues el pecado consiste en una tentación aceptada, consentida. Según el diccionario, tentación es instigar, persuadir, inducir a realizar una cosa mala. Es una prueba con la cual se mide la fortaleza del tentado. Y, como tal, una ocasión para crecer y madurar.

Nuestra vida está sembrada de tentaciones. Jesús no tuvo solamente las que describe el evangelio de hoy. Era Dios y hombre; por tanto es natural que las tuviera. La más fuerte, sin duda, la experimentó en el Huerto de los Olivos: “si es posible, pase de mí este cáliz. Mas no se haga mi voluntad sino la tuya”. Si bien la tentación más conocida, más popular es la de Adán, Eva y la serpiente en el Paraíso terrenal. Modelo de tentación en cuanto que ésta nunca se presenta de una forma grosera, sino atractiva, simpática. “Seréis como dioses” les sugiere la serpiente. ¡Qué mayor atractivo!. Otra cosa es lo que luego sucede: al drogadicto le llega el mensaje de que será más feliz, de que sentirá más placer tras ingerir unas determinadas pastillas. Pero luego, los efectos no confirman el bienestar o placer prometido, esperado.

La tentación forma parte de nuestra vida, de tal manera que para Eugenio D´Ors “lo que da valor a una vida son las tentaciones, a lo que no ha querido ceder”. Algo de razón llevaba el escritor, Oscar Wilde, quien confesaba: “puedo resistir cualquier cosa, excepto la tentación”.

Las tentaciones no son todas iguales, se ajustan a cada persona, a cada edad, a cada ambiente. Es diferente lo que siente un joven de veinte años o un señor de sesenta: una sociedad rica o una pobre. ¿Cuáles son las tentaciones que afectan a nuestra sociedad, a nuestra Iglesia, a nosotros mismos?. Casi todas, o todas están contaminadas, provocadas por el poder o por el placer egoísta o por la comodidad. Sobre esta última, la comodidad, recordar que los ríos se tuercen por seguir el cauce más fácil y las personas igual.

Jesús, una vez más, nos ofrece su ejemplo. Se retira al desierto (“criba de lo superfluo”), lugar de contrastes, para encontrarse con Dios y consigo mismo. La actual crisis , que toca lo económico, pero también otros aspectos fundamentales, puede multiplicar las posturas de “sálvese quien pueda” o demostrar que somos hijos de Dios y hermanos de los más débiles. Jesús estuvo durante cuarenta días en el desierto y superó las tentaciones. El pueblo, judío, el pueblo hebreo sucumbió y añoraba los ajos y las ollas de carne de Egipto.

Cuarenta días estuvo Jesús en el desierto. El mismo tiempo que dura nuestra cuaresma, que la iniciamos el pasado miércoles de ceniza. Al recibir la ceniza se nos dijo: “conviértete y cree en el evangelio”. Este es el objetivo de la cuaresma: seguir a Jesús, ir formando el hombre nuevo. No el rezar unas cuantas avemarías más.

Un apunte breve: la primera lectura de hoy nos habla del compromiso de Dios por cuidar la tierra y como testimonio de este compromiso brilla el arco-iris. En realidad es un canto a la ecología. Campo en el cual nos urge convertirnos y que lo tenemos bastante olvidado. Sin embargo, es un tema o asunto que admite pocos atrasos y en el que nos jugamos la herencia de las futuras generaciones.

Señor, libra a los gobernantes del orgullo, la tiranía y la irresponsabilidad.

A la Iglesia del triunfalismo y el conformismo.

Que los jóvenes se comprometan en movimientos solidarios y ecologistas.

Líbranos de la desesperanza y llénanos de tu Santo Espíritu, para que aprovechemos bien esta cuaresma y no caigamos en la tentación.