NO DEJES DE VISITAR
GIF animations generator gifup.com www.misionerosencamino.blogspot.com
El Blog donde encontrarás abundante material de formación, dinámicas, catequesis, charlas, videos, música y variados recursos litúrgicos y pastorales para la actividad de los grupos misioneros.
Fireworks Text - http://www.fireworkstext.com
BREVE COMENTARIO, REFLEXIÓN U ORACIÓN CON EL EVANGELIO DEL DÍA, DESDE LA VIVENCIA MISIONERA
SI DESEAS RECIBIR EL EVANGELIO MISIONERO DEL DÍA EN TU MAIL, DEBES SUSCRIBIRTE EN EL RECUADRO HABILITADO EN LA COLUMNA DE LA DERECHA

miércoles, 18 de abril de 2012

III Domingo de Pascua (Lc 24,35-48) - Ciclo B: QUEREMOS QUE DIOS NOS SONRÍA



1.- Señor, haz brillar sobre nosotros la luz de tu rostro... Acabamos de decirlo en el salmo. Queremos que Dios nos sonría, que se muestre alegre al mirarnos, porque solo la alegría ilumina el rostro de una persona.
Alegría es la tónica de la Resurrección, y es la tónica del Evangelio que se abre y se cierra entre sonrisas y alegría:
-- los ángeles comunican a los pastores la gran alegría. Les ha nacido un salvador. Es al abrirse del Evangelio, de la Buena Nueva, del Gran Notición, que no puede ser más que una gran alegría.
-- y el Gran Notición se cierra con las apariciones de Jesús resucitado, en la los discípulos no acaban de reconocer al Señor por su inmensa alegría.
Y entre el anuncio del ángel y las apariciones de Jesús la alegría corre por las páginas del Evangelio:
-- Juan Bautista salta de alegría en el seno de Isabel al sentir cerca a Jesús.
-- Jesús participa en la humana alegría de una boda pueblerina y les regala 600 litros de vino... y algún moralista le acusaría de responsable de las borracheras de aquellos buenos campesinos.
-- Jesús asiste con gusto a convites, de donde le vino la fama de comedor y bebedor (o borracho)
-- en la última de las bienaventuranzas proclama Jesús la paradoja de la persecución como raíz de la alegría... porque grande será vuestra recompensa.
-- y lo que en su última oración al Padre pide Jesús para sus discípulos es que les "inunde la alegría".
Y es que Jesús, rostro visible del Padre, nos muestra un rostro iluminado por la sonrisa y la alegría. También nosotros tenemos la misión de ser luz. Tenemos que mostrar la luz de nuestro rostro, un rostro iluminado por la alegría y la sonrisa.

2.- "Estad alegres como cristianos que sois", dice San Pablo. La Fe es la llama que arde en el corazón, y su resplandor al exterior es la alegría.
Y es la alegría de saberse hijos de Dios, queridos por Dios, de no estar olvidados, ni aparcados, porque Dios no nos olvida. Alegría de saberse perdonado, porque Dios es mayor que todos nuestros pecados. Alegría de saber que con Cristo hemos resucitado porque llevamos dentro el germen de la Resurrección: el que cree en mi tiene vida eterna. ¡La tiene ya!
Bastantes tristezas hay a nuestro alrededor para que las aumentemos los cristianos con caras largas.

3.- El Señor ha sembrado de alegría la tierra:

-- la alegría del niño chapoteando en la playa
-- el jugueteo de un cachorrillo lleno de vida
-- el agua cantarina de un torrente de montaña
--el gorjeo de los gorriones en un limpio amanecer.
-- el blanco hiriente de un patio andaluz manchado del rojo vivo de los claveles y el verde de las hojas.
**Vivamos la alegría de la Fe y de la Vida.
**Arrojemos luz de alegría en los corazones tristes, corazones cerrados que huelen a moho.
**No hay mejor apostolado que el de la alegría y que todos podemos hacer.

4.- Jesús nos dice que el rostro de Dios se ilumina alegre con la conversión del pecador, como se alegra el ama de casa que encuentra la dracma perdida y el pastor cuando regresa con la oveja extraviada al hombre. Y repito: ¡vivamos la alegría de la Fe y de la Vida!